En la Mira, Bogotá 2021

Exposición colectiva

02 December - 15 January, 2022

Liliana Merizalde:
Aúlla

Olla: Del latín olla, que es la forma popular sin diptongo de la palabra aúlla.
Aullar: Sonido agudo y prolongado

Aúlla nació en el 2019 como una manera de habitar el Paro Nacional y transitar la calle en diálogo constante con las demás personas. Cruzando opiniones, preguntando por las razones de parar de cada quien, contando las mías y recogiendo estos registros que terminan siendo como una especie de mapas de las protestas de un país complejo y diverso.

Luego siguió en el 2021 con lo que continúa siendo el estallido social colombiano. Ha sido construido con la ayuda de diferentes personas que aportaron con la intención de su protesta y la huella de su cacerola sobre el papel, completando hasta la fecha casi 300 registros.

Gracias a conversaciones, lecturas y movimientos alrededor del paro, he llegado a entender que lo que nos reprime es también una coreografía, un performance, una estética. El aparato institucional que mata, censura y desaparece es también un conjunto de movimientos, de direcciones, de intenciones, de códigos, de bailes. Por eso el pequeño gesto, la pequeña intención individual o colectiva es también la revolución; generar otros lenguajes, otros códigos, otros registros, otras formas de dialogar entre nosotrxs y expandir la protesta para que sea onda, movimiento, vibración, temblor.

Como dice Paul B. Preciado “...hablar (y en este caso yo lo extendería a cualquier acción artística) no es simplemente resistir a la violencia del performativo hegemónico. Es sobre todo imaginar teatros disidentes en los que sea posible producir otra fuerza performativa”.

Por cada obra vendida se hará una donación  de $200.000 a organizaciones que apoyan el paro nacional.

 

Dámaxo Henao

El trabajo de Dámaxo parte de una búsqueda constante de interpretar el espacio, entendido principalmente como los lugares delimitados por muros en los que inciden luces y sombras, lugares vacíos, solitarios, donde la presencia humana solo se intuye en los objetos. En esta interpretación asume el espacio como un reflejo de su intimidad y así, por medio de él, evocar las emociones que lo atraviesan.

Como pintor y dibujante, persigue el silencio en la imagen, el silencio en los espacios representados, depurando hasta lo elemental el color y las formas para hacer efectivo el tránsito entre lo que se ve y se siente.

 

Andrea Domínguez

Espacio 
Repetición 
Tiempo 
Papel 
Línea 

Registro mi tiempo sucediendo en línea, corte, pliegue, puntada sobre el papel, en un gran tejido sin derecho ni revés, sin principio ni fin, en el que todo está conectado.

Entre dibujo, escultura y espacio van los objetos que produzco siguiendo reglas simples como un juego repetido que cada vez me lleva por un camino diferente.

A través de la repetición persigo sin un dogma la sensación de lo sagrado, el silencio y el vacío. En el paisaje encuentro órdenes que replico en el papel valiéndome de la abstracción, la geometría y la acumulación.

El oficio es el ejercicio cotidiano de hacer con mis manos una oración minuciosa y lenta sin palabras. Sólo tiene sentido en el obrar sobre el material.

 

Luisa Aristizábal:
 
En el Siglo XIX en Antioquia y en Colombia en general, un buen número de mujeres quedaron viudas debido a las consecuencias de la Guerra de los Mil Días. A raíz de esta situación, muchas mujeres debieron adoptar diferentes roles en sus numerosos hogares, teniendo que hacer labores que iban más allá de lo que la sociedad estaba acostumbrada a ver hasta el momento. Aparte de todas las actividades femeninas de la época, el tejer, cocinar, cuidar a los niños, las mujeres se vieron obligadas a realizar labores “masculinas”, como labrar la tierra, cultivar, carpinteria, entre otras. Paradójicamente, que las mujeres realizaran estas actividades era mal visto y las obligaba a llevarlas a cabo en la noche, cuando no podían ser vistas. 
 
El trabajo de Luisa Artistizabal nos remite a la memoria, representada en los objetos. Imágenes que percibimos desde el exterior, pero que transformamos desde nuestra individualidad, en el interior. Elementos como las herramientas, nos hablan de la situación que vivieron las mujeres antioqueñas, su bisabuela de hecho, durante la época posterior a la guerra. Por su parte, la instalación escultórica propone una mirada íntima a la memoria fragmentada. La serie está compuesta de formas geométricas simples (cubos) de tierra comprimida, ese elemento natural y escueto que reúne una identidad, la memoria ancestral. Su ubicación en el espacio está pensada para que se disponga en el suelo, para que de esta manera el espectador haciendo un acto de introspección, se vea tentado a bajar la mirada y por medio de este acto la imagen y experiencia con la que se encuentra, traiga el pasado y lo instaure en el presente.  
 
Los objetos hablan desde la ausencia, hablan desde sí mismos.

See more

Artworks

Carrera 10 No. 94A-25 | Map

Phone +(57) 1 601 9494

Email. info@galerialacometa.com

Bogotá, Colombia