Tótem | Medellín

Exposición colectiva

22 April - 01 August, 2021

Carolina Borrero y Lucas Gallego.

Cuando se pregunta sobre las causas de la deforestación, probablemente pocas personas mencionarían a las represas hidroeléctricas como una de ellas, pues estas suplen necesidades básicas para las sociedades, sobre todo en paises como Colombia, donde la topografía, pluviosidad y recursos hídricos facilitan la construcción de este tipo de estructuras que generan apróximadamente el 70% de la electricidad del país. Las mega obras son motivo de orgullo y sinónimo del camino correcto hacia el desarrollo; son en últimas un estandarte simbólico de las nociones de progreso, adoptadas en el país en el siglo XVIII cuando la población empezó a buscar caminos que condujeran a una versión de la sociedad mejorada y próspera. La represa que constituye en términos formales la figura ideal del desarrollo, conduce conceptualmente a un análisis más profundo: el dominio sobre los flujos del agua nos provee energía pero a la vez es un emblema de dominación sobre lo natural, es decir, cambiar el curso del agua, contenerla y usarla para nuestro beneficio es una máxima de poder que implica en sí la paradoja del progreso, pues somos capaces de cambiar el curso de lo natural, pero nos resulta imposible controlar los efectos colaterales de tal manipulación; lo que hacemos al progresar es acabar con los recursos que son vitales para progresar.


En Colombia, la mayor parte de las represas se encuentran en Antioquia, de ahí que el departamento se encuentre actualmente frente el reto de salvar y preservar especies de árboles nativos de la región, pues la suma de factores como la sobre explotación de la industria maderera estimulada en parte por la apertura de vías para acceder a las represas, o la inundación de miles de hectáreas de bosque para construir las hidroeléctricas que representan pérdidas invaluables de madera, nos hagan conscientes que aunque nos encontremos en una región con abundancia de recursos, finalmente son recursos limitados, lo que plantea la necesidad de preguntarse acerca de las prácticas de consumo ligadas a la idea de progreso: ¿cuánta madera desperdiciamos anualmente? 


En ese contexto se desarrolla Tótem, una intervención de la fachada en la Galería La Cometa de Medellín que se concibe como una instalación basada en la configuración formal de las hidroeléctricas del país, esta será una reflexión en torno a las estructuras que se crean bajo la idea de progreso como estructuras de poder y contención de la naturaleza, es por esta razón que la madera, material en el que se construirá, será extraída de material  desechado y piezas de reciclaje, la madera reciclada será tratada para darle un nuevo ciclo de vida que nos permita romper la cadena de desperdicios. En el interior del volumen y de modo casi inalcanzable, habrá un foco de plantas endémicas de la región represadas y atrapadas en una pieza esférica de vidrio, sin embargo, aunque dispuestas bajo una lógica racional, el desarrollo y crecimiento de las plantas dentro del contenedor está fuera de nuestro control, recordándonos que no somos capaces de dominarlo todo.  


Técnicamente la intervención es una estructura autoportante, exenta y simplemente soportada sobre el alero de la viga y el suelo, es decir, la estructura se soportará a sí misma y no afectará la fachada ni supondrá la realización de perforaciones o alteraciones a la galería. El armazón será construido a partir de piezas pre fabricadas y módulos pre ensamblados que una vez terminada la intervención serán reconfigurados y trasladados para dar a la madera un nuevo ciclo de vida útil. 

See more

Artworks

Carrera 10 No. 94A-25 | Map

Phone +(57) 1 601 9494

Email. info@galerialacometa.com

Bogotá, Colombia